sábado, 12 de marzo de 2011

Imperios Coloniales

Como consecuencia de la búsqueda de mercados y materias primas para mantener activa la revolución industrial, las potencias europeas se lanzan a la conquista de mercados fuera de Europa, naciendo una nueva fase de la historia europea caracterizada por una calma política en las relaciones internacionales y por una consolidación y crecimiento en los aspectos económicos.
El imperialismo marcó la vida europea hasta principio de s. XX una vez que empieza la Primera Guerra Mundial (1914). Fue un fenómeno del que las sociedades fueron conscientes y desde el cual algunos llegaron a definir los países como "un conjunto político de amplitud multicontinental y heterogénea, que abarca países, cuidades, naciones..."

Causas.
Se pueden señalar como motores de la expansión colonial causas:
Económicas. Son varias las causas de este tipo. Tenemos por un lado, la crisis del 1873 y el cambio de trend, con un descenso de los precios que inclina a las potencias al proteccionismo, suscitando la necesidad de encontrar nuevos mercados que no estén protegidos. Por otro lado, Inglaterra, Holanda, Bélgica encuentran en otros continentes campos de inversión para sus capitales (ferrocarril, préstamos, instalaciones de puertos...). Y por último, estos mismos países buscan materias primas para sus industrias ya que los recursos del continente se han agotado.
Demográficas. Se deben principalmente al aumento demográfico, que podría haber provocado superpoblación, tensiones... Entre 1850-1914, en Europa, la población se duplicó, creando fuertes presiones sobre los recursos en ciertos países. Un aumento demográfico que no tenía ningún futuro (no tenía donde trabajar ni que comer) que tenían como única salida marcharse a los territorios coloniales de sus respectivos países. Así en estos años se marchan de Europa cerca de 40 millones de individuos alentados por conseguir sus sueños de riqueza y grandeza.
Técnico-Políticas. También llamados factores de prestigio que hagan olvidar la vergüenza de otras derrotas (tenemos como ejemplo a Francia). Otro factor gira en torno a la navegación. Los barcos de vapor que han ampliado su capacidad y pueden ir más lejos, exigen el tener depósitos de carbón distribuidos por todo el mundo para poder avituallarse. Así necesitan puntos costeros en diferentes partes del mundo (inicio de la colonización). Esto se empezó a hacer de manos del capital privado; aunque poco tiempo después el Estado tomó parte en ello pasando de un simple punto costero a controlar el mayor volumen de territorio posible.
Ideológicas. Todas las potencias quieren salir de Europa, crecer, hacer olvidar todos los problemas y engrandecerse. Algunos, para conseguir dicha meta ponen la religión como pretexto. Hay sociedades que salen de Europa para cristianizar a los indígenas del mundo perdido. La misión evangelizadora la dirige en un primer momento, y de la forma más aplastante, la iglesia luterana. Va con la intención de mejorar el nivel de vida de los demás indígenas. Se cree que el hombre blanco tiene la responsabilidad de hacer que los otros, los indígenas avances ( aunque no suponga para ellos la felicidad). Todo este movimiento luterano lo contrarresta la iglesia del Vaticano, que durante mucho tiempo se retrajo de dicha práctica (sobre todo en la primera fase del colonialismo y debido a la imagen dejada tras el descubrimiento de América), aunque posteriormente se lanzó a la aventura. No consiguió nada sólo empeorar la situación.
Darwinismo Social. (Factor muy importante en el caso inglés y latente en el resto de países) Los países más ricos, más modernos... tienen derecho a seguir creciendo aunque sea a costa de las clases inferiores, más arcaicas, retrasadas...Se trata de llevar las recién descubiertas leyes sobre la evolución de las especies a las sociedades
Interés científico. Existe un ansia por saber, descubrir, cartografiar, analizar, describir nuevas especies de animales y plantas, nuevos territorios…Se quiere saber, se quiere investigar, descubrir... se lanzan a la aventura se analiza todo, consiguiendo avances en la biología, la botánica...
Grupos de presión. Sobre todo ejércitos, militares que desean actuar. En Europa no hay conflictos. Necesitan encontrar otro campo. Al hacerse necesario para las potencias apoyar logísticamente a las empresas en expansión colonial, los ejércitos encuentran, no solo una manera de servir a la Nación, si no también una causa por la que actuar. Toda esta política colonialista necesita una ayuda y mantenimiento militar.














Imperios Coloniales.
En la creación y formación de los imperios coloniales, cada país participante en el fenómeno colonial realiza un proceso diferente. Desde el caso inglés, de formación antigua (crea su área de influencia desde los tiempos de la decadencia española) hasta el caso alemán (cuya entrada en la carrera desbaratará todo) cada país presenta unos motivos y unas modalidades diferentes.
Modalidades de Colonización.
  • La conquista. No resulta difícil para países dotados de notables adelantos militares. Al lado de las tropas europeas, y de tropas especiales se utilizan cuerpos armados indígenas. El barco de vapor permite transportar tropas con relativa celeridad a cualquier punto del globo. Los progresos en la navegación fueron muy valiosos para el descubrimiento y la ocupación de las colonias. Algunas potencias tienen la fuerza suficiente para afrontar tareas de ocupación en casi todas las partes del mundo sin importar distancias.
  • La organización. Plantea diversos problemas administrativos. No pueden tomarse todas las decisiones desde la metrópoli, por lo que se acumulan resortes y poderes en los gobernantes, procónsules. Se resucita el sistema mercantilista de compañías privilegiadas: una sociedad privada se encarga de organizar las colonias y explotar sus recursos. No obstante, es más frecuente la implantación de la administración estatal, como la asociación, que presenta cuadros administrativos indígenas, y el protectorado, respeta las autoridades locales reduciendo su mandato a la política interior, mientras las autoridades coloniales se hacen cargo de la política exterior del ejército. Otras veces se genera un sistema nuevo (caso inglés en la India)
  • La explotación. Es la primera preocupación por la cual nace el imperialismo. Se produce siempre una asimilación aduanera, los productos entre la colonia y la metrópoli circulan libres de aranceles mientras las tarifas proteccionistas mantienen alejados a productos de otras naciones. La colonia se encuentra en situación de inferioridad, de proveedora de materias primas y compradora de productos industriales de la metrópoli; no se les permite industrializarse y se ve obligada a comprar productos transformados y que ella mismo ha vendido previamente como materia prima..
Inglaterra.
Se anticipa a las restantes potencias pues existe –a menor escala- desde los tiempos de la descomposición del Imperio Español. Hacia 1850, Gran Bretaña dispone de:
  • Escalas comerciales por todo el mundo (creada en los siglos XVII, XVIII y XIX: Gibarltar, Corfú..)
  • Establecimientos comerciales en la costa africana. (antiguos centros de trata de esclavos: Gambia..)
  • Colonias de plantación. (Antillas, Honduras Guayana)
  • Colonias de poblamiento blanco. (Canadá, Australia, N. Zelanda, Africa del Sur..)
  • Una colonia de explotación típica. (India, explotada por la Compañía de las Indias Orientales).
En 1876 Gran Bretaña tiene una extensión (sumando las colonias) de 22.5millones de kilómetros cuadrados. Colonias que proporcionan de todo (algodón de India, té en Ceilán...). A pesar de tener tantas colonias, hay una que sobresale por encima de las demás y que va a marcar mucho a Inglaterra en esta etapa colonizadora: La India. Es el eje del imperio. Un momento muy importante de esta relación fue el momento en el que la reina Victoria es coronada emperatriz de la India; este acontecimiento marcó aun antes y un después, se desata la "pasión" colonizadora de los ingleses. La presencia inglesa en todo el mundo con sus colonias no responde a otra cosa más que a asegurar sus puntos de suministro. Así, a principios del s. XX el Reino Unido tendrá 33.5 millones de kilómetros cuadrados y una población cercana a los 400 millones. Aquí, el imperio se plantea el cese de la expansión y volverse hacia Europa (la Alemania de Bismarck le está cerrando muchas puertas en las relaciones internacionales). Se mete de nuevo, en el jugo político europeo uniéndose a Francia y Rusia.
En el Imperio Británico podemos distinguir entre dos tipos de territorios:
Dominios, eran zonas de población, zonas preferidas para instalarse de modo definitivo los emigrados de Inglaterra. Disfrutan de amplia autonomía y tenían instituciones de gobierno semejantes a las inglesas. Eran casi totalmente libres en política interior; sólo un gobernador general representaba a la Corona. La política exterior estaba controlada por la metrópoli, aunque armonizada los intereses de estos territorios con los propios, por medio de las Conferencias Imperiales que reunían al primer ministro inglés y a los de los distintos dominios. Su estructura era prácticamente federal.
Colonias de explotación, (India,  Gran parte de África) suministran materias primas y carecen de la autonomía política de los dominios. La India es la más importante, desde mediados de siglo se sustituye la administración de la Compañía de las Indias por la directa de la metrópoli. Suministra a Inglaterra algodón, yute, trigo, té, aceites y algunos minerales.
El mantenimiento de esta red de colonias supuso a Gran Bretaña tener que controlar y participar en obras y acontecimientos como la creación del Canal de Suez.


Francia.
El imperio colonial francés, menor en extensión y más disperso que el británico y con menor potencial demográfico, cuenta con tres elementosde impulso: las sociedades geográficas con vocación civilizadora, la lengua (considerada durante muchos años como la única lengua culta) y la capacidad de las finanzas de Francia. Hasta 1870, Francia tan sólo tenía una extensión de 1 millón de kilómetros cuadrados. Tiene, sin embargo, sus colonias (en África, en Oceanía...) pero sin tener muy desarrollada esa política colonial. No obstante todo esto cambió a partir de 1873, una vez que entra en juego Napoleón III (viene con la intención de devolver la grandiosidad perdida al imperio francés) y se intenta enjugar las pérdidas territoriales sufridas en la guerra franco-prusiana (1870)
La penetración en el continente africano, en Túnez, es auspiciada por Gran Bretaña. Desde este enclave, y desde los de la costa atlántica, Francia comienza su expansión hacia el interior del continente y choca con los intereses ingleses (Fashoda). Durante el Segundo Imperio Francés se empieza la conquista de Oriente, comenzando por conquistar la zona de la Conchinchina, remontando el río Mekong. Ocupan partes del Vietnam y Laos actual. Obtiene de estas colonias arroz y materias primas (carbón, estaño y zinc). Paralelamente, otro foco de expansión colonialista francesa lo acapara África. Una de sus piezas claves será la conquista de la isla de Madagascar.. Todo esto más la incorporación del protectorado de Marruecos.
Así, una vez terminada esta etapa colonizadora Francia contará con una extensión kilométrica de 10.5 millones ( ha crecido proporcionalmente mucho más que Inglaterra).


Otros países.
Bélgica. Es un país imperialista que tiene colonias de "rebote", tan sólo tiene el Congo.
Holanda. Tiene colonias, algunas muy importantes como Ciudad del Cabo. No obstante, la perderá al igual que Ceilán. Tiene otras colonias en la Guayana, las Antillas... no muy destacadas aunque con el buen sistema de plantaciones (dedicando todo el espacio a un sólo producto) que hace obtener una gran producción.
Portugal. Las viejas colonias que integraron el viejo imperio portugués se han ido liberando, tan sólo les quedan Angola y Mozambique y algún que otro punto en la costa.
España. Pierde su hegemonía en 1898. A partir de esta pérdida busca nuevos territorios para resarcirse de todos los problemas que han acontecido y tapar el fracaso (Marruecos).
Italia. Entra muy tarde en el proceso, por lo que sus intentos fracasan, aunque consigue algunas en Eritrea y Somalia, además de Libia.
Alemania. Llegó tarde ya que el Canciller Bismarck consideraba prioritario consolidar el país y posteriormente marcharse al exterior. Alemania marcha fuera pero de manos de lo privado, coloca fábricas, industrias... Aunque al final, al igual que los ingleses, el Estado sea el que lleve la batuta. Así entre 1890 y ´95, Alemania hace algunos protectorados: sudeste y sudoeste de África, Togo, Camerún... además de aquellas colonias que compra: islas Marianas y Carolinas...
Rusia. Tiene ciertos intereses por la zona de los Balcanes. Empieza a expandirse por zonas vírgenes, buscando fronteras naturales. En 1850, comienza la expansión por Siberia, hacia el este; simultáneamente va haber otra expansión hacia el sudeste asiático, aunque choca con los intereses ingleses. De esta forma, se crean estados-tapón.
Japón. Se dirige todo hacia la expansión que la lleve al continente. Tiene conflictos con rusos, chinos...
Estados Unidos. Tienen una doble manera de crecer. Por un lado, mediante la creación de imperios económicos. La otra, mediante la compra o tratados. Compra Alaska o creando tratados con Colombia o Panamá. También, mediante al cesión de protectorados: Cuba y Hawaii. Y, como último refuerzo, las armas como contra los españoles (guerra hispano-americana).
Reparto de África.
África en el s. XIX es el continente en el que confluyen todas las potencias colonizadoras. En 1880 era un continente desconocido, en el que los europeos sólo ocupaban una serie de posiciones costeras; en 1914, está todo completamente repartido entrelas potencias europeas.
La costa mediterránea parece ser una zona reservada a Francia hasta la aparición de los ingleses en Suez. Los franceses han iniciado la ocupación de la costa argelina. Son éstos los que consiguen instalar una especie de protectorado.
La presencia de los ingleses en el canal de Suez se produce cuando Egipto no puede pagar los intereses de las acciones inglesas y francesas del canal viéndose obligado a confiar la gestión de sus fianzas a las dos potencias europeas.
En las costa occidentales tres ríos señalan la penetración de tres países: los belgas  por el Congo; los franceses por el Senegal, y los ingleses por el Niger. Las cuencas del Senegal y Niger no tiene problemas; no obstante, la cuenca del Congo si presenta problema. En la orilla derecha están los franceses y en la desembocadura se han instalado los portugueses. Esta problemática obliga a que en el Congreso de Berlín se determine la existencia de un Estado Libre del Congo (controlado por los belgas).
En la costa oriental no existían grandes estados, ni un comercio intenso, a excepción del marfil. Inglaterra deseaba establecer un protectorado en Zanzibar. La zona norte queda, por ahora, fuera de todo movimiento, Marruecos no va a ser motivo de atención hasta 1906 en la Conferencia de Algeciras (problemas entre Alemania y Francia).
El Reparto de Extremo Oriente.
En Asia la expansión europea se había iniciado en la primera mitad del siglo XIX y conoce en los últimos quince años del siglo una fijación de los límites fronterizos. Normalmente la expansión parte de unas bases costeras existentes ya en 1815 y de unos intereses comerciales que provenían también de siglos pasados. A partir de la década de los ochenta se observa un interés por absorber zonas más ricas, lo que provoca frecuentes tensiones entre ingleses y rusos en Persia y Afganistán, o entre británicos y franceses en Siam o entre rusos y japoneses en el norte de China.
El imperio ruso. Sus principales objetivos se dirigen, por un lado, hacia el este de Siberia y norte de China, hacia Asia central y el mar Caspio y el mar de Aral. La anexión de Siberia fue alentada por las deportaciones y no tuvo fuertes oponentes, la expansión por Asia central se ve motivada por los intereses de los colonos rusos asentados en la estepa y por la presión del ejército ruso sobre la política zarista.
La formación del imperio británico en Asia es también muy temprana y podría decirse que hacia el año 1885 ha quedado completada. Se parte de los territorios directamente controlados por Calcuta, extendiéndose hacia el interior, hacia el noroeste y hacia el este. A partir del año 1857, después de la revuelta de los cipayos (soldados indios al servicio de Gran Bretaña), la corona asume directamente el gobierno de la colonia: hasta entonces era la Compañía de las Indias Orientales quien dirigía su administración. A Comienzos de los ‘50, la práctica totalidad de los territorios indios estaban bajo control británico, iniciándose las tensiones con los rusos en Afganistán.
Las posesiones de Francia se extienden principalmente por Indochina (habiendo enviado hacia aquella zona misioneros ya a finales del siglo XVIII) ahora en el XIX la situación es bastante precaria. Esto y el valor estratégico de Indochina motivó la intervención de Napoleón III en la región, consiguiendo Conchinchina en el año 1862; sucesivamente caerían otros territorios. Para redondear sus fronteras Francia reivindica la zona de Laos -lo que generó una crisis- puesto que los territorios franceses limitarían al Norte con la Birmania británica. Siam mantuvo su independencia como un estado tapón entre los territorios de los imperios europeos.
Las potencias europeas se encontraban interesadas por China. Los comienzos de la intervención Europea están relacionados con intereses comerciales: venta de productos indios, entre los que destaca el opio. La política china contra las importaciones de este producto, que llevó a sucesivas confiscaciónes, generó la guerra del opio (1839-1842) que marcó la apertura de China a las potencias occidentales. Mediante el tratado de Nankin los ingleses conseguían Hong Kong y la posibilidad de comerciar en cuatro puertos chinos. Poco a poco otras potencias buscaron una intervención en China, que se abrió definitivamente después de su derrota frente a Japón en 1895; además de Gran Bretaña, Rusia, Alemania, Francia y Japón consiguieron bases comerciales y áreas de influencia.
Cabría reseñar la presencia de otros países en el fenómeno imperialista, como por ejemplo Holanda. No es de olvidar otra actuación, la desarrollada por los Estados Unidos, aunque en este caso los Estados Unidos se cuidaron mucho de no darle a su imperio una organización con apariencia de unidad territorial. Más bien construyeron un imperio económico colocando en su órbita política a todos aquellos países de Sudamérica y de otras zonas en los que tenían intereses económicos. Nace aquí el llamado imperialismo norteamericano.





Consecuencias.
Metrópoli.
Económicamente, las colonias fueron para la metrópoli unas sangrías económicas ( necesitaban mucho dinero) ya que hacían faltas carreteras, vías ferroviarias... Aunque, en contraposición, la rentabilidad fuera altísima. Las materias primas que necesitaba la metrópoli la obtenía de las colonias, a la vez que la metrópoli encontró en las colonias el mercado necesario para colocar sus excedentes. Las colonias también sirven para poder aliviar la saturación de población que hay en las metrópolis. A nivel político hace que todos los problemas desaparezcan.
Colonias.
En las colonias se generan sociedades duales, sociedades en las que conviven sistemas diferentes, tanto económicos, políticos... Hay una nueva geografía, aparecen explotaciones mineras, puertos... encontrándonos con una nueva economía que facilita el ingreso de dinero (papel-moneda) aunque se de un dualismo cultural que traerá problemas a estos pueblos cuando llegue el momento de caminar independientemente, de ser libres. .


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada